Hoy hablamos de SEO semántico.

Desde hace tiempo suelo empezar mis clases explicando qué es la semántica, a grandes rasgos, y tirando de definición de la RAE, la semántica es: “Rama de la semántica que estudia el significado de las palabras, así como las diversas relaciones de sentido que se establecen entre ellas (Definición RAE).” Y es que Google basa sus resultados en el significado de las palabras, y las relaciones de sentido en ellas implícitas, tranquilos que al final del post lo entenderemos perfectamente.

La gran mayoría de los expertos en posicionamiento web tienen una opinión en común: todos creen que en los próximos años -en un par, quizás- el SEO semántico lo será todo. Ahora, los consultores SEO tienen este nuevo reto, que es adaptarse a este nuevo tipo de posicionamiento.

En los últimos años, las búsquedas han evolucionado mucho. Hace unos años las peticiones eran básicas pero ahora son mucho más complejas y han evolucionado como veremos a continuación. Solo hay que recordar en cómo eran las búsquedas antes y cómo son ahora. Por ejemplo, si queremos buscar un restaurante de comida china cerca de nuestra ubicación podemos colocar en Google lo siguiente: “¿Dónde comer comida china económica en el centro de Madrid?”. Se usa, claro está, un lenguaje mucho más específico.

Pongamos otro ejemplo:

  • Hace 10 años: búsqueda escrita “comprar camisetas“.
  • Hoy en día: búsqueda por voz “quiero comprarme una camiseta en una tienda online que tenga como método de pago PayPal“.

Esto es lo que ha permitido la aparición, y posterior consolidación, del SEO semántico, con el cual no solo presta atención al significante, sino también al significado de las búsquedas.

Pero… ¿Qué es el SEO Semántico? ¿En qué consiste? Aquí te explico todo esto, espero que de forma comprensible.

seo semantico

¿Qué es el SEO Semántico?

El SEO semántico o las búsquedas semánticas es un concepto que nace gracias a la evolución del uso de los buscadores y del comportamiento de ellos. Más específicamente se origina cuando Google lanzó su algoritmo Hummingbird, que llegó para revolucionar todos los buscadores de Internet.

A partir del génesis de Hummingbird, Google y el resto de los motores de búsqueda (como Yandex o Bing) empiezan a dar respuestas de una manera más humana, aplicando así la semántica. Se analizaba la posición de las palabras y la relación que estas tenían entre ellas.

Así, casi sin querer, Google pasó a ser un motor de respuestas, siendo antes un motor de búsqueda.

“Google es un motor de RESPUESTAS, y no solo un motor de búsquedas.”

Con este nuevo análisis de las palabras, se crearon entidades muy grandes formadas por la relación entre miles y millones de palabras entre sí. Una entidad, para dejarlo claro, puede tratarse de una persona, un lugar o simplemente cosas.

Estas entidades, al mismo tiempo, se pueden asociar a fechas, acciones y también a otras entidades.

¿Para qué sirve el SEO Semántico?

Se suele decir que el SEO semántico tiene como objetivo principal el responder a las nuevas necesidades que han surgido del uso del “rey” de los buscadores. Google al momento de posicionar dominios y páginas webs en sus SERPs, en la actualidad, es capaz de ayudar a determinar mejor la temática a tratar y, por consiguiente, conseguir un mejor posicionamiento en ciertas búsquedas gracias a esta comprensión del significado de las keywords.

El SEO Semántico también “sirve” para mejorar al calidad de las publicaciones y disminuir los problemas que se originan al elevar la densidad de palabras claves, que es penado con rigurosidad por los motores de búsqueda. Es decir, no necesitamos spamear palabras clave ya que el buscador conoce el significado, sabe que un bus, un tren y un avión son medios de transporte, y no hay necesidad de estar constantemente usando sinónimos, plurales, etc. para que un post se posicione (si quieres saber cómo posicionar a través de contenido bien diseñado echa un vistazo a este post “Contenido de calidad y que posiciona“).

Las cinco mejores estrategias para adaptarse al SEO semántico

Para quienes deseen adaptarse a los cambios impuestos por Google y hacer SEO semántico en su página web, aquí hay algunos consejos para aplicarlo.

Ofrece valor, es algo clave:

En las oficinas de Google es muy importante mantenerse en comunicación con los usuarios. Y esto requiere un socio que pueda brindarle al público lo que ellos quieren mostrar. Dicho de otra manera, si quieres ser una referencia para Google, debes asegurarle al buscador que ofreces algo de valor, útil y necesario.

Crea contenido específico que responda las inquietudes de los usuarios:

Responder inquietudes y respuestas de usuarios debe ser una prioridad. Para Google y el resto de los motores de búsqueda esto es algo relevante.

Hay que dejar atrás la interacción robótica con el usuario y darle una experiencia agradable cuando este visite la página web. Es ofrecer respuestas y brindar información interesante, profunda y creativa sobre temas que estén relacionados a los productos y servicios que se ofrecen.

Escribe oraciones claras y basada en respuestas:

Hay que olvidar las oraciones largas, complejas y que no son explicativas (cosa no sencilla para los que nos gusta escribir libremente). El SEO semántico se basa en un lenguaje natural, que aporte información preciosa y a la vez valiosa bajo estos estándares clásicos de frases de 10-12 palabras, etc. etc. que en mi opinión rompen la libertad a la hora de redactar, pero que son muy apreciados por el buscador.

Ejemplo de SEO semántico

El ejemplo ideal del SEO semántico son los búsquedas que ofrece el knowledge graph de Google, que es un formato de resultado de búsqueda que ofrece de forma más rápida la información más relevante.

Por ejemplo, si se busca “¿Quién es el autor de Harry Potter?”, Google brinda un rich card en la que se indica quién es la autora de Harry Potter, J. K. Rowling.

Referencias SEO Semántico:

El SEO semántico: una visión al futuro en la web

Clasificación
[Total: 1 Promedio: 5]